Saltar al contenido
DEBUDA

Piedras Zen

¿Eres de los que no se conforman con un pequeño jardín zen encima de la mesa? ¿Te gustaría convertir un rincón de tu casa en un rincón con piedras zen, relajante y decorativo? Es normal, ya que esta forma de decorar asombra con solo verlo. Y contar con un espacio lo suficientemente grande como para crear un jardín oriental, que adorne y a la vez invite a la armonía, es un sueño. Un sueño que puedes convertir en realidad mucho más fácilmente de lo que te imaginas.

Uso y significado de las piedras zen

El uso de las piedras zen y bambú se remonta a hace siglos, siendo uno de los pasatiempos más relajantes que había en el Japón feudal. Monjes, emperadores y guerreros usaban estas piedras para lograr una situación de armonía y paz interior a través de los caminos del zen. Además, las composiciones más hermosas se mantenían durante el tiempo, dando lugar a los tradicionales jardines japoneses, que podían ser solo de piedras y materia muerta, o llevarse a jardines naturales con fuentes, plantas y algunos peces en estanques.

Estas piedras lisas se empleaban en tratamientos de alineación de fuerzas. Las piedras zen blanco y negro simbolizan los dos extremos de un todo, y antaño se usaban para equilibrar lo positivo y lo negativo, en una conjunción que eliminaba el exceso de ambas, considerado poro recomendable. El zen siempre ha buscado el equilibrio como fuente principal de la vida.

En nuestros días, el sentido de los jardines zen con piedras es hasta cierto grado muy similar. Nadie que ha usado estos elementos puede negar que en su interior disfruta de una sensación única, unos momentos de armonía con los que se pueden alinear las fuerzas que pasan por nuestro cuerpo. Un sentido a medio camino entre lo místico y lo terrenal que no pasa desapercibido.

Otro de los usos comunes de las piedras para un jardín zen es el decorativo. Una decoración tradicional, de estilo oriental, no puede estar completa si no incluye al menos una imagen o un rincón en el que se puedan apilar piedras zen como ornamento. Aunque también las puedes utilizar si no decoras al estilo zen, ya que encajan a la perfección en habitaciones con aire retro, vintage o diseños modernistas.

En cuanto al significado piedras apiladas zen, el orden y la armonía son la esencia. Toda composición que incluya más de dos piedras es un ejemplo de la destreza de quien las ha colocado. ¿Por qué? Básicamente, porque hace falta paciencia para conseguir el efecto zen piedras con formas alargadas y ligeramente abombadas, que puestas una sobre otra solo tienen un punto de apoyo en el que quedan quietas. Un ligero desajuste hacia la derecha o la izquierda cuando se coloca una piedra más, y la pila de piedras acabará esparcida por el tablero, teniendo que empezar de nuevo desde el principio. Por eso, tres piedras zen que se mantienen en equilibrio se considera todo un logro que merece la pena ser retratado. También se componen pequeños monumentos a las piedras equilibrio zen, a las que se aplica un pequeño adhesivo para usarlo como objeto decorativo. Aunque hay quien prefiere cambiar a menudo de diseño, y cuenta con una colección de piedras zen playa junto a rocas algo más grandes, que cambia según su estado de ánimo o cuando necesita unos minutos de tranquilidad.

Los jardines zen con piedras son un reflejo del universo en su conjunto, más o menos complejos en función de los gustos de quien lo ha creado. Puedes ver desde pequeños tableros con una base de arena blanca con una flor de loto y piedras zen, hasta extensiones de gran tamaño, con piedras zen a la misma escala, que forman montañas sobre las que las aguas, representadas por líneas sobre la arena, que son piedras blancas para jardín zen con las que se forman escenas de una belleza singular.

En cualquier caso, todas las composiciones de piedras zen se hacen para la contemplación. Las casas japonesas no separan entre el jardín y las dependencias interiores, sino que todo forma parte de la vivienda.

Las piedras tienen un gran valor simbólico en la decoración oriental, y concretamente en el zen. Su dureza puede representar a veces los obstáculos que tenemos que sortear por el camino. Cada una de ellas es una experiencia, que se va acumulando en la vida hasta formar una escena hermosa, en la que el equilibrio juega un papel fundamental. Las piedras también representan la voluntad humana, que tiene diversas formas dependiendo de quién sea su poseedor, por lo que no hay nunca dos exactamente iguales.

¿Por qué comprar piedras zen aquí?

En debuda.net, tu tienda de decoración oriental, tenemos todo lo que necesitas para hacer tu jardín. Desde la arena zen con la que cubrir un cajón y dibujar surcos mientras escuchas caer el agua, hasta flores zen que flotan con sutileza en un estanque, dando aún más sentido a la palabra tranquilidad.

¿Conoces el significado de las piedras en la decoración oriental? En tal caso también eres consciente de la importancia que tienen. Son representaciones de montañas y colinas, cuya visión sobre un fondo blanco aumenta la serenidad. Su perfil pulido de líneas perfectas es algo que no deja indiferente a nadie. Unas cuantas piedras zen junto a una fuente puede ser lo único que te haga falta para darle ese toque de jardín oriental que estás buscando.

Si no tienes espacio para colocar un estanque zen, no te preocupes. No tienes que renunciar a la magia de estos rincones. En nuestra tienda tienes montones de fotos piedras zen que te permiten transportarte a un jardín con la imaginación. Tus paredes lucirán perfectas, mostrando la belleza de estas pequeñas creaciones si no puedes tener piedras apiladas zen en el patio, bien porque no es solo tuyo o porque no tienes, pues hay casas que simplemente carecen de jardín.

También puedes darle a tus paredes el color arena zen y envolver a todo el que entre con la magia de la decoración oriental. Es perfecto si quieres decorar con otros detalles orientales, como estatuas o cuencos. Crearás un conjunto impresionante, donde unas piedras blancas zen le pueden dar el remate final.

Las piedras para jardín son perfectas para decorar, no solo en exteriores. Con la inspiración zen piedras encajan sobre una mesa del despacho, en un rincón del comedor o en cualquier otro lugar que te indique la imaginación. Anímate a comprar piedras zen y verás cómo surge de tu mente la inspiración. No tienes más que mirar algunas de ellas y te dirán cuál es el mejor modo de aprovecharlas.

Entra en nuestra tienda y crea con nuestras piedras jardín sencillo en un lugar digno de admirar y disfrutar.

Además de piedras zen en Debuda encontrarás: