Saltar al contenido
DEBUDA

¿Qué es un mandala?

¿Qué es un mandala?

Conoces a mucha gente que habla sobre mandalas. ¿Pero sabes lo que es o para lo que sirve? Despejemos entonces estas dudas. Prepárate para la respuesta a ¿qué es un mandala?, una de las mayores herramientas de relajación de la historia.

La palabra “mandala”, es una palabra india del sánscrito que, traducida, significa “círculo”. Sin embargo, el significado de mandala va más allá de un simple concepto geométrico.

El diseño de cada mandala representa la totalidad, unidad, centro, estructura y equilibrio. Por eso se usa como una herramienta de búsqueda de paz y relajación.

¿Para qué sirve un mandala?

La verdad es que el uso de los mandalas depende de la perspectiva con el que cada persona lo ve. Si se le preguntase a la gente “¿Para qué sirve un mandala?”, algunos responderían que se trata de un mero objeto decorativo. Otros que es una herramienta de meditación. Incluso encontraremos otro grupo que destaque sus usos terapéuticos.

Esta es la razón por la que los mandalas pueden ser tan complejos de comprender. Los mandalas pueden tener muchas formas y diseños geométricos de diferentes motivos. Los hay de diferentes tipos, mandalas infantiles para colorear, mandalas de elefantes, de arena, tejidos, etc.

Y aunque se enseñase el mismo mandala a varias personas, cada una daría un punto de vista diferente sobre qué es lo que sienten al verlo.

Con esto, se puede resumir el uso de los mandalas como un medio para representar los siete chakras (Sajasrara, Agñá, Vishuddha, Anajata, Manipura, Suadhisthana y muladhara). Un buen instrumento de meditación para aquellas personas que necesitan relajarse.

Un medio de concentración para las personas que se distraen con facilidad. Y un mapa cósmico para conectar la mente con el cuerpo.


Para que sirve un mandala

Los mandalas como técnica terapéutica

Quizás lo hayas escuchado entre tus conocidos y familiares. El uso de los mandalas como recurso terapéutico está aumentando. Ello se debe a que los especialistas han encontrado en los mandalas una buena herramienta que, por un lado, ayuda a relajar a los pacientes y, por otro, es una buena técnica de concentración, estudio y potenciador de las capacidades.

Tener un mandala colgado en casa, enmarcado o pintar un mandala se ha convertido es una actividad frecuente entre esas personas que necesitan un pequeño momento de desconexión del mundo que le rodea.

Gracias a esto, no solo resulta más fácil olvidarse del estrés diario, sino también poner en orden los pensamientos. Además de sencillo, el número de técnicas para colorear mandalas es muy amplio. Y abarca prácticamente todos los gustos que se puedan tener.

Dedicar unos pocos minutos del día a mirar un mandala ayuda a relajar la mente. Si se acompaña de una música relajante para dar ambiente a la sala, ayuda a desconectar todavía más. Hay quienes aseguran que mucho más que participar en una actividad de ocio o practicar deportes.


¿Qué es un mandala?

¿Qué es un mandala? La búsqueda del equilibrio

Dentro de la cuestión de qué es un mandala, es interesante hablar del significado místico que tiene para algunos. De hecho, se trata de dibujos sagrados para algunas culturas milenarias, que se han ido adaptando a los tiempos.

Hoy, podemos encontrar multitud de diseños de mandalas, algunos con formas y estilos que recuerdan escenas cotidianas. Otros, sin un patrón definido, pero con las mismas características que los originales. Un mandala de colores es una puerta hacia el interior, que favorece al autoconocimiento y ayuda a equilibrar las fuerzas.

La mandala india

En el mundo oriental, el mandala se lleva utilizando siglos. Hay templos en los que se conservan dibujos pintados hace tanto tiempo que ni siquiera se sabe cuándo aparecieron. Lo que ha generado incluso algunas leyendas, como que fueron las fuerzas naturales las que jugando con los materiales crearon estos primeros diseños.

Más allá de estas historias, lo cierto es que siempre han servido como modelo para crear otros dibujos que transmitan la misma fuerza.

mandalas originales

El espectro de colores que se incluye en estos siempre suele ser variado. Los tonos claros y luminosos se combinan con otros más oscuros y opacos. Una muestra de que en todo tiene que existir un equilibrio. Algo parecido a lo que sucede con del Ying y el Yang, pero de una forma más colorida y en cierto sentido caótica.

¿Qué es un mandala? Como ves, es mucho más que un dibujo. Además de un pasatiempo excepcional, es una herramienta muy poderosa, que te ayudará a encontrar en tu interior la esencia de lo que  eres. Si has tenido delante alguno de estos diseños, seguro que lo comprendes. Y si no, no pierdas el tiempo y empieza a disfrutar de ellos.