Saltar al contenido
DEBUDA

¿Cómo pintar mandalas?

¿Cómo pintar mandalas?

Pintar mandalas puede ser considerado un arte por muchos. Una mala elección de los colores o la combinación inadecuada de los mismos puede provocar que el mandala, más que relajar, sea un elemento que te ponga nervioso.

Así pues, ¿qué es un mandala?, ¿cómo se tiene que pintar un mandala? Te explicamos de forma sencilla y paso a paso cómo pintar mandalas.

Aprende a colorear mandalas paso a paso

Lo primero que tienes que hacer es buscar mandalas con diseños que te gusten. Esto es importante, ya que en parte el resultado dependerá de esto. Una vez localizado, imprime el mandala para colorear y siéntate en una habitación con música relajante, bien iluminada y libre de distracciones.

Si no eres capaz de concentrarte con la música, ponla muy baja o quítala directamente. Aunque es posible que haya ruidos externos que te desconcentren más.

mandala pintado

Teniendo ya todo listo para ponerte a colorear, ¿qué tipo de utensilio vas a utilizar? Puedes escoger lápices de colores, rotuladores, acuarelas, ceras y mucho más. Aunque lo más recomendable es utilizar lápices de colores.

Ya que permiten un trazo más limpio y ayudan a crear armonía en los mandalas para colorear.

La parte interior la debes colorear de un tono claro, combinándolo con uno más cálido. Por ejemplo, si pintas la parte interior de un pétalo de color amarillo, entonces los pétalos deben ser de color naranja. O que el interior sea rojo con amarillo.

Otra opción muy utilizada a la hora de pintar mandalas es la de crear diferentes capas de degradado.


Colorear mandalas paso a paso

Con el fin de resaltar cada diseño interior, alterna colores fríos con otros cálidos. Lo ideal es que el resto de los pétalos tengan tonos fríos, como el azul o el violeta, mientras que el fondo debe estar coloreado de un tono más cálido. Por ejemplo verde, amarillo o turquesa.

Pasando al siguiente diseño, busca un tono cálido, contrastando colores y utilizando el degradado con el fin de darle volumen a pétalos, hojas y formas geométricas. Por ejemplo, en el caso de una flor puedes pintar el interior en color rosa y su contorno de un tono granate.

Cómo pintar mandalas combinando diferentes tonos y estilos

Con estos pasos podrás pintar fácilmente un dibujo de mandalas. Pero siempre es bueno probar otros estilos con cada dibujo. Si lo que quieres es que tu dibujo destaque, entonces prueba a utilizar colores complementarios.

Pinta las hojas de una flor de color verde y sus pétalos de color rojo, o con otra combinación como el morado con el amarillo e incluso el naranja con el azul.

Si te sientes con ganas de hacer algo innovador, puedes cambiar de técnica. Es una forma avanzada de pintar mandalas, por lo que será mejor que lo hagas si tienes experiencia. Consiste en utilizar diferentes tonos de un mismo color, por ejemplo el azul o el rojo.

Empezar con uno fuerte en las líneas interiores, e ir cambiando hasta los más suaves al final de cada forma. Requiere paciencia y técnica. Pero el resultado que puedes lograr es espectacular.

Con esta técnica consigues varias cosas. La primera es pasar más tiempo pintando tu mandala. Algo muy práctico si tienes habilidad y puedes pintar uno en unos minutos. Y más tiempo significa una mayor concentración, relajándote con cada minuto que pasas haciendo esto.

Lo que lleva a otra ventaja, que es alcanzar un mayor grado de bienestar, lo que es muy de agradecer. Finalmente, cuando ves el resultado de tu trabajo, la sensación de haber hecho algo hermoso es incomparable. Eso sí, siempre que sepas elegir la técnica adecuada para cada caso.

Si eres aún muy novato, lo mejor es que busques diseños sencillos y te guíes por las líneas. Recuerda que antes de empezar a correr, hay que aprender a caminar.

¿Y si coloreas mandalas con niños?


Como colorear mandalas para niños
Dentro de las diferentes actividades de ocio de la familia, ¿por qué no incluir una que sea pintar mandalas con niños? Ya sabrás que los mandalas son muy buenos para ayudar a los niños a relajarse y concentrarse. Pero también puede venirles bien para aprender a combinar los colores adecuadamente.

El mandala es un ejercicio sensacional para niños y mayores. Potencia la creatividad y ayuda a la imaginación. Cualidades que pueden ser de gran ayuda en muchos campos, no solo en las artes.

Es difícil definir cómo pintar mandalas para niños, ya que cada niño querrá tener un dibujo con un colorido único. Pero tu tarea aquí no será la de hacer de pintor, sino la de una guía. Alguien que lo dirija para pintar un mandala de la forma adecuada.

Mandalas sencillas

 

Ayúdale a elegir los mejores colores, pero intentando siempre que parezca que ha sido él quien los ha escogido. Aunque no lo parezca, esto le ayudará a su mente a aprender qué colores debe elegir para combinar en determinados momentos.

Y aumentará su autoestima, algo que en el futuro será vital. Un adulto con un concepto de sí mismo poco equilibrado es una receta para el fracaso.

mandala pintado

Cuando tu hijo tenga algo de práctica, los dos podréis poneros a pintar mandalas. Una de las mejores actividades que tendréis para hacer conjuntamente, ya que con niños puede ser bastante relajante y divertido.

Esperamos que disfrutes ahora que sabes cómo pintar mandalas. Solo te queda elegir los que quieras y darles la vida que se merecen.