Saltar al contenido
DEBUDA

Descubre los mandalas atrapasueños

Mandala atrapasueños

En muchas culturas, se utilizan atrapasueños con el fin de lograr el descanso perfecto. No obstante, ¿qué sucede cuando se combina el poder de un atrapasueños y un mandala? El resultado es un interesante artilugio.

Uno que te ayudará a olvidarte de todos tus problemas en tus horas de descanso. Uno que te permitirá tener un mayor reposo y poder levantarte con energía al día siguiente.

Una amplia variedad de mandalas atrapasueños para pintar

En esta galería encontrarás mandalas atrapasueños para colorear con diferentes formas y niveles de dificultad. Podrás escoger el que más te guste, según te hagan sentir al verlos. Algunos de ellos son bastante parecidos a los mandalas de flores.

Incluso tienes un modelo más en la línea de mandalas para niños. Sea como sea, las opciones que tienes delante son de lo más interesante. Y poco a poco iremos incorporando nuevos diseños, para que puedas hacerte con una gran colección.

Otra opción es descargar varios iguales, y darle a cada uno colores diferentes. Te sorprenderá ver cómo cambia un dibujo simplemente rellenando el hueco con otros tonos. ¡Prepárate para pintar!


 Una de las opciones que tienes es apostar por los mandalas atrapasueños para pintar. Se trata de una alternativa muy atractiva. Solo tienes que escoger tú mismo el diseño que quieres para tu atrapasueños mandala y los colores que lo decoren.

No obstante ¿sabes como pintar mandalas? Ten en cuenta que lograr la perfecta armonía de los colores es muy importante a la hora de pintarlo.

Una recomendación es emplear colores cálidos combinados con otros más fríos, pero que sean bastante vivos y vistosos. Una vez que lo hayas coloreado, una actividad que puedes hacer perfectamente en pareja, lo puedes colgar sobre el cabecero de la cama y ya puedes despreocuparte de tus pesadillas.

Los efectos que se le atribuyen a estos dibujos son exactamente los mismos que los de un atrapasueños convencional.

imagenes de atrapasueños

Dale vida a tu mandala atrapasueños

Ten en cuenta que lo importante de estos dibujos es que sean coloridos y alegres. Por eso, trata de hacerte con tonos que reflejen esta viveza. Colores brillantes, que sin llegar a ser neón, destaquen en cuanto alguien los vea.

Las mezclas funcionan muy bien, sobre todo si utilizas colores intermedios que hagan de puente. Por ejemplo, el rojo y el azul agradecen que haya violeta entre ambos. Y lo mismo ocurre con el amarillo y el rojo mezclados con naranja. O verde para el azul y amarillo.


Mandala atrapasueños para pintar

¿Quieres saber cómo hacer un atrapasueños mandala?

Una alternativa muy buena para tener tu propio mandala atrapa sueños, es que lo fabriques tú mismo de forma casera. Si crees que colorear no es lo tuyo, ¿por qué no hacer un atrapasueños mandala casero con hilos?

Todo lo que necesitas es un aro de mimbre (del diámetro que tú quieras), hilos encerados de diferentes colores (aunque se puede usar también hilo de algodón, macramé o lana), tijeras y un encendedor en el caso de usar hilo encerado.

Si no utilizas este, haz una prueba para ver si puedes quemarlo con el encendedor. Si no es posible, tendrás que buscar otra manera de rematarlo.

Con todos los materiales en tu poder, debes atar el hilo a tu aro de mimbre, con dos nudos (con uno podría bastar, pero para que se sujete más fuerte es mejor hacerle dos).

Seguidamente, debes seguir de la misma manera hasta que hayas cubierto toda la superficie del aro, uniendo cada vuelta de hebra a la que le sigue deforma firme, sin dejar espacios, hasta que hayas dado varias vueltas.

Cuando hayas terminado, corta el hilo y quema el trozo sobrante un poco con el mechero, para que no sobresalga. Así lograrás que todo quede uniforme. Y que el remate sea lo mejor posible.

¿Cómo hacer atrapasueños mandala?Para poner otro color, hay que atarlo al hilo anterior, y seguir pasando los nudos del hilo por encima del aro. Luego por detrás, por delante de nuevo y por detrás otra vez, hasta cubrir el hueco del aro del todo.

Según sea tu gusto personal, puedeás poner más o menos colores. Con esto completarás tu mandala. A continuación, solo debes coser, con el material que más te guste (aunque el mismo hilo te puede servir), el interior del atrapasueños.  Ya puedes colgarlo en la pared de tu dormitorio.

De todos modos, no renuncies a disfrutar de un mandala atrapasueños coloreado por ti. Puedes ponértelo como proyecto personal, o pedir ayuda a alguien para hacerlo de forma conjunta.

Aquí te dejamos montones de mandalas para que los puedas imprimir. Están listos para darles vida, usando los colores que más te gusten. Colorear mandalas es una práctica relajante y muy entretenida, que seguro que te ayuda a encontrar mejor tu ser interior.